Cafeína y suplementos para estudiar ¿funcionan?

El café es la bebida por excelencia de los estudiantes. Al margen de que nos pueda gustar más o menos su sabor, el principal motivo es que contiene un alcaloide llamado cafeína, que actúa como una droga psicoactiva: estimulando nuestro sistema nervioso y ayudando a mejorar la función general cognitiva.

A pesar de la controversia generada sobre su consumo, los últimos estudios determinan que en la dosis adecuada puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir determinadas enfermedades como la diabetes tipo 2, Parkinson, problemas cardiovasculares, etc. Además contiene muy pocas calorías, y proporciona nutrientes esenciales (Self Nutrition Data) como:

  • Riboflavina (vitamina B2): 11% CDR
  • Ácido pantotenico (vitamina B5: 6% CDR
  • Manganeso y potasio: 3% CDR
  • Magnesio y niacina:  2% CDR

Según un estudio de la EFSA (European Food Safety Authority) se necesitan al menos 75mg de cafeína para notar efectos de mejora en la función cerebral, y una disminución de la sensación de cansancio. Según la OCU un café de cafetería contiene 180gr de cafeína.

Pero ¡CUIDADO! con superar el consumo máximo diario recomendado. ¿Qué ocurre si nos pasamos con la cafeína (aproximadamente unos 300mg)? Según un estudio de la Universidad de Oklahoma, un consumo excesivo de cafeína (si llegar a la intoxicación por supuesto) puede causar síntomas de ansiedad en individuos sanos, insomnio, ritmo cardíaco irregular, dificultad al respirar, cambios en la lucidez mental, nerviosismo… lo que puede arruinar cualquier sesión de estudio y examen. 

  • DeMemory, Ceregumil Mente Activa, Intelectum...

Según la EFSA ningún estudio corrobora que el ingrediente principal que venden como efecto milagro, laphosphatidyl serine tenga algún efecto en la memoria y en los procesos cognitivos. El doctor J.López lo explica de forma precisa en su blog y desmonta todos los mitos acerca de los componentes milagro.

  • Complementos multivitamínicos y minerales:

En este estudio de la Universidad de Harvard se evidencia que las vitaminas en su dosis justa son la base para tener una vida sana, pero con una alimentación variada y equilibrada ya alcanzaríamos los niveles que el cuerpo humano necesita. Un consumo excesivo, como el que podríamos obtener si somos asiduos a este tipo de compuestos, podría reportarnos más problemas que ventajas para nuestro organismo.

Además es difícil de evaluar los hipotéticos beneficios que se pueden obtener de estos suplementos, ya que influyen otras variables como el estilo de vida, la dieta, si eres fumador, deportista, etc. que modifican la respuesta del cuerpo a la ingesta de vitaminas. Los suplementos solo deberían tomarse en ciertos periodos de enfermedad o condición de salud (embarazos, etc).

  • Bebidas energizantes como Red Bull, Monster, Burn, etc.:

energy-drink

energy-drink

El marketing consigue que nos entre por los ojos, pero deberíamos analizar el contenido: demasiado azúcar, aditivos, sodio y unos niveles de cafeína muy elevados. Una lata de Monster contiene 160 mg de cafeína, si además ingerimos otras bebidas que contengan cafeína, como Coca-Cola, café, té o algunos medicamentos y antihistamínicos, enseguida sobrepasaremos la línea roja del consumo máximo diario.

  • Durvitan (u otros compuestos del estilo)

Según el prospecto “Está indicado para el alivio de la sensación ocasional y pasajera de falta de fuerza o debilidad física”. Se compone de sacarosa y cafeína concentrada, de absorción prolongada. Tiene un efecto de la activación de los sentidos, pero al mismo tiempo puede provocar irritabilidad, nerviosismo, aceleración del ritmo cardíaco, dolor de cabeza, insomnio,… en resumen si no eres usuario habitual de la cafeína, puede sentarte muy mal. Otra desventaja es que pasado el efecto provoca estados de cansancio extremo, lo que reduce los niveles de atención del cerebro.

Pills and fruitspills-and-fruits

Visto lo visto, nuestra recomendación es que hagas un esfuerzo previo en organizarte el tiempo durante el curso, y como mucho un cafetito como aliado a las largas jornadas de estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*